discos

Portada lbum Mis Posesiones

Mis Posesiones

Portada lbum El inventor del rompehielos

El inventor del rompehielos

Portada lbum Numero 1

Numero 1

Portada lbum Makaroff

Makaroff

Portada lbum Rico y famoso

Rico y famoso

Portada lbum Un hombre feo

Un hombre feo

Portada lbum La buena vida

La buena vida

Portada lbum Tengo una idea

Tengo una idea

Makaroff

Descárgalo en iTunes
Escúchalo en Spotify

  1. Yo fuí feliz
  2. El enemigo interior
  3. Peregrino del amor
  4. Igual que siempre
  5. Mi murciana favorita
  6. A lo lejos
  7. La trinchera
  8. Crimen y castigo
  9. La cruz del deseo
  10. Miranda ríe
  11. Un mundo y medio
  12. La próxima vez
01. Yo fuí feliz

qué presente tengo tu ausencia
ya que todo lo que queda es nada
la resignación no es una ciencia
que yo tenga muy dominada

aquí dentro pesa el vacío
como quien dice una tonelada
sobrecarga de escalofríos
de los que dejan la sangre helada

la casa es grande, el corazón chico
desde que tú ahuecaste el ala
ahora soy pobre, antes era rico
pasé de Hollywood a Guatemala

por la derecha y por la izquierda
cada rincón es una agonía
cada detalle me lo recuerda
yo fuí feliz cuando me querías

si tú quisieras volver conmigo
y la pesadilla se terminara
no te daría ya más motivos
para que tú de mi te quejaras
para que tú me abandonaras

02. El enemigo interior

me crié en Buenos Aires
dormí en diez comisarías
tuve suerte en ese baile
muchos nunca aparecían

me caí de tres caballos
en praderas tormentosas
casi me fulmina un rayo
me pinché con una rosa

me apuntaron con pistolas
dispararon carcajadas
en las noches españolas
me sentí menos que nada

me mostraron las navajas
en la calle San Ramón
los sirleros que trabajan
dando palos al montón

el mundo está lleno de peligro
pero nunca me enfrenté
a ninguno peor que el enemigo interior

nunca, nunca un peligro mayor que el enemigo interior

me atrapó un ascensor
me mordieron las pirañas
las heridas del amor
no me resultan extrañas

me perdí en un pantano
me atacaron los mosquitos
combatí a cuatro manos
me pudieron los malditos

estuve preso en Bogotá
entre narcotraficantes
peces flacos, claro está
no eran tíos machacantes

busqué curro en Nueva York
con la visa de turista
conseguí de vendedor
puerta a puerta de revistas

03. Peregrino del amor

un avión y otro avión
a través del cielo azul
voy volando a Samarkanda
con parada en Estambul

soy así, ya lo ves
hoy aquí, mañana allí
tan ligero como el viento
desde el día en que nací

¿y qué culpa tengo yo
si el Señor me señaló
y me dijo “eres tú el elegido;
cumplirás una misión
haz de tripas corazón
vivirás eternamente en el camino”?

mañana París, pasado New York
el viernes Berlín, domingo en Hong Kong
el lunes no sé por dónde andaré
pero no temas amor mío, te llamaré

una flor y otra flor
de su cáliz beberé
necesito cien docenas
para apagar mi sed

desde mayo hasta abril
peregrino del amor
dando vueltas por el mundo
dando un beso a cada flor

¿y qué culpa tengo yo
si Jehová me convirtió
en un rayo zigzagueante, un torbellino?
no me puede detener
un perfume de mujer
me reclama la llamada del destino

04. Igual que siempre

es inútil tratar de retenerte
ya que vienes y te vas con el momento
yo te busco, cuando necesito verte
en las luces que se alejan con el viento

te esfumas cuando intento encadenarte
te disuelves en el aire como un sueño
es preciso renunciar, para encontrarte
a la absurda pretensión de ser tu dueño

alguna vez tendrás que contarle a alguien tu secreto
entonces yo estaré todavía aquí
esperándote igual que siempre

confío en que hoy te caigas en mis brazos
estoy listo para soportar el peso
romperás mi corazón en mil pedazos
si no apareces y me das un beso

quiero ser el pasajero deslumbrado
de una estrella fugaz y de tu ombligo
y una vez que el viaje haya terminado
empezar de nuevo a soñar contigo

alguna vez tendrás que contarle a alguien tu secreto
entonces yo estaré todavía aquí
esperándote igual que siempre

05. Mi murciana favorita

mi murciana favorita nació en Hospitalet
hija y nieta de murcianos inmigrantes
el cruce de culturas resulta estimulante
fundamental como las rumbas de Peret

la pequeña Maite Buendía Buendía
entra a currar a las seis de la mañana
por consiguiente los fines de semana
tiene que darle a su cuerpo una alegría

un buen día fue a Zeleste a escuchar a Calamaro
porque le chiflan los rockeros argentinos
mira tú por dónde, las cosas del destino
yo estaba ahí en la barra apoyado

la pequeña Maite movió las antenitas
emitiendo señales de contacto
no cuento los detalles porque hemos hecho un pacto
un servidor y mi murciana favorita

Maite Buendía Buendía
me gusta el doble amanecer contigo
quiero que me mires a los ojos y me digas
cuántos buenos días pasarás conmigo

somos tan distintos Maite y servidor
como astronautas de mundos diferentes
no existe una distancia tan grande entre la gente
que no pueda recorrerse con amor

nos une la atracción de los polos opuestos
y complementarios como llave y cerradura
ella es modosita, yo un poco caradura
ella es la cuerda y yo el loco, por supuesto

y si tenemos hijos, ¿qué pondrá en su carnet?
Buendía Makaroff o Makaroff Buendía
el cruce de culturas, como antes te decía
es fundamental como las rumbas de Peret

06. A lo lejos

en un primer momento no sientes tanto el golpe
es después, cuando te enfrías, que empiezas a flipar
te buscas, no te encuentras y es que has perdido el norte
das vueltas como loco y te quieres escapar

te juro por Bob Dylan que no me lo esperaba
la vida por entonces parecía sonreir
ni siquiera sospeché lo que se cocinaba
al fin cayó la bomba y no la vi venir

me sentaba y miraba a lo lejos
intentado esquivar el dolor
no podía aceptar el destino
no quería vivir sin su amor

me quedaba mirando el vacío
inmovilizado por el horror
no podía aceptar el destino
no quería vivir sin su amor

pasé unos cuantos meses sin levantar cabeza
paseaba en bicicleta solo por la ciudad
vivía sin vivir en mí, como el poeta
reía solamente para disimular

el tiempo -dice el dicho- cura todas las heridas
supongo que eso es cierto, así, muy en general
pero me cuesta un huevo pensar que ahora es mi amiga
cruzarnos por la calle y decir “hola, ¿qué tal?”

porque en un primer momento no sientes tanto el golpe
es después, cuando te enfrías, que empiezas a flipar
te buscas, no te encuentras y es que has perdido el norte
das vueltas como loco y te quieres escapar

07. La trinchera

pensar en mantener cualquier conversación
me cuesta un esfuerzo extraordinario
tiendo a encerrarme en mi caparazón
me estoy volviendo un tipo solitario

reduje los contactos con el mundo exterior
a lo más estrictamente necesario
creyendo que así me sentiría mejor
me estoy volviendo un tipo solitario

explícame por qué he de abrir el corazón
levantar el secreto del sumario
no tengo por qué dar ninguna explicación
viviendo como un lobo estepario

me hago fuerte detrás de la piel
y vivo así, atrincherado
la excusa se sostiene solamente en el papel
“más vale solo que mal acompañado”

no puedo soportar la menor interrupción
el señor está leyendo el diario
empiezo a parecerme a un viejo solterón
me estoy volviendo un tipo solitario

08. Crimen y castigo

ya nadie puede alegar que no sabía
que no se podía contaminar
alegar con alegría que no sabía

ibas en tu coche, ibas paseando tan feliz
mas cometiste un desliz
el cenicero por la ventana has vaciado
por ello serás castigado

y recuerda que son cien azotes la primera vez
mil azotes la segunda vez
diez mil azotes la tercera vez
y que te folle un pez

ya nadie puede alegar…..

excursionista que vas al bosque a merendar
un buen recuerdo has de dejar
los desperdicios contigo debes acarrear
y proceder a reciclar

si no lo haces serán cien azotes la primera vez…

ya nadie puede alegar….

super guarras que tiran latas por ahí
a esas mamonas dejádmelas a mí
una buena dosis de su propia medicina
comiendo latas verán si contamina

09. La cruz del deseo

diamantes negros en el mar
durmiendo un sueño eterno
tú los quieres despertar
no te lo recomiendo

tus credenciales no están mal
expulsada del infierno
te ataré las manos atrás
para controlar tus movimientos

no me inspira confianza
tu danza de agua y de fuego
porque no soy el primero
y tampoco el último desangrado
en la cruz del deseo

por una gruta en espiral
iremos descendiendo
hasta el lago de metal
de rojo metal ardiendo

si te apetece navegar
pues haz que sople el viento
desencadena un huracán
en mis sentimientos

no me inspira confianza
la danza de agua y de fuego
porque no soy el primero
y tampoco el último desangrado
en la cruz del deseo

se me supone el valor
pero siempre estoy dudando
si lo que busco es realmente amor
o tan solo una lección de tango

me excita un punto de dolor
pero tú me exiges tanto
puedo cambiarte el color
de esos muslos tan blancos

no me inspira confianza
mi danza de agua y de fuego
porque no soy el primero
y tampoco el último desangrado
en la cruz del deseo

10. Miranda ríe

se aleja con la corriente la flor que ha caído al río
te has quedado como ausente cariño mío, cariño mío

el agua se come al fuego, el fuego devora al viento
si tu escucharas mis ruegos acabarías con mi tormento

la fiebre me está abrasando y aún todavía sube
si un ángel me está mirando que sople un poco desde las nubes

ríe, Miranda, ríe, ríete un poco más
porque tu risa suena encendida y blanca como la luna llena
porque tus ojos brillan cuando tu risa baila, cuando tu risa baila,
cuando tu risa baila

quisiera contarte un cuento de los que nunca se acaban
mostrarte mi sentimiento como una rosa ensangrentada

los versos que te compuse los hice desesperado
podría cargar las cruces si tú quisieras quitar los clavos

no importa que el mar me trague donde se acaba la tierra
no importa que el sol se apague y que la noche sea tan negra

ríe, Miranda, ríe, ríete un poco más…

11. Un mundo y medio

mientras haya amaneceres que suspendan
la condena de la noche y me sorprendan
podré verte en cuclillas junto al fuego
señalándome en silencio con el dedo
mientras digas que me esperas en la orilla
con un pájaro de sal en la mejilla
buscaremos instrucciones en la arena,
llenaremos de manzanas la alacena
nos querremos como hormigas voladoras
para hacer que los segundos sean horas
que las horas sean días de verano,
que no alcance con los dedos de la mano
desbordados de azafrán y de misterio
por buscar en cada beso un mundo y medio
un mundo y medio para amarnos

mientras pueda caminar de madrugada,
escuchando entre las piedras la llamada
capturando la verdad más evidente,
la que traiga una orquídea entre los dientes
serás tú sobre la costa gaditana
la que harás imprescindible esta semana
un chasquido y relámpagos de gloria,
con la luna almacenada en la memoria
mientras pueda recordar el palosanto,
la humareda de tus manos, mientras tanto
quizá pueda conformarme con el tacto
y el perfume del eclipse más exacto
y volver a Barcelona, qué remedio,
medio mundo y en el alma un mundo y medio
un mundo y medio para amarnos

12. La próxima vez

la próxima vez, te aseguro, será muy distinto
todo será diferente la próxima vez
no pienso entregarme atado de pies y de manos
nada de ojos vendados la próxima vez

la próxima vez que me líe seré super frío
seré escurridizo, distante y calculador
le daré una de cal y otra de arena
para que sepa que nadie se instala en mi corazón

en casa habrá un solitario cepillo de dientes
despatarrado en la cama diré “¡qué placer!”
nada de escenas de celos ni de explicaciones
nada de “yo soy tu hombre y tú mi mujer”

la próxima vez mantendré una distancia prudente
será un intercambio pactado, placer por placer
llevaré a mi corazón con la rienda muy corta
no sea que se me desboque y se lance a correr

la próxima vez mostraré un frente ultra compacto
seré reservado hasta el punto de la introspección
lacónico, hermético, dueño de mi silencio
mejor no darle al enemigo información

palabras bonitas, OK, pero con cuentagotas
¿regalos sorpresa? tal vez una lata de atún
porque no quiero volver a pasar por lo que estoy pasando
no quiero acabar con el alma al nivel del betún

la próxima vez…la próxima vez…
pero, ¿a quién quiero engañar?
sé que voy a volver a caer en la trampa más dulce y mortal
porque así es mi manera de ser me voy a volver a enamorar

Comprar online