Dream team

Soy del ’51. Cuando descubrí a los Beatles, Rolling Stones, Kinks y compañía tenía 12 ó 13 años. Poner un disco y gesticular frente al espejo se convirtió en mi juego favorito. Los tubos del aspirador eran la guitarra de Keith, el bajo de Paul o el micrófono de Mick. Antes de aprender inglés ya sabía pronunciar cada una de las palabras de todas esas canciones, sin entender ni jota.

Pasaron unos años y a los 17, estimulado por la vida misma y unas caladas de excelente marihuana paraguaya, compuse el primer tema. ¡Oye, qué divertido!

Componer canciones y cantarlas se convirtió en el eje de mi vida por un motivo de lo más simple: es la actividad más agradable que hay en el mundo.

Aunque no se me escapa el lado oscuro del asunto (cómo somos los artistas, ¡cómo son los mánagers y las discográficas!) sigo firme en la brecha, buscando y encontrando el placer de inventar y cantar canciones. Sigue siendo un juego. El más divertido.

Una variante que antes practicaba mucho y hoy me propongo desempolvar es imaginarme una gira con el grupo ideal. Hace años que actúo con los mismos músicos: Daniel Levy a la batería, Jorge Carrasco en el bajo, Jaume Vilaseca a cargo de los teclados y Marc Quintillá tocando guitarras. Tíos cojonudos y músicos de puta madre.
Pero puesto a soñar como un niño, como hacía cuando era un adolescente deslumbrado por el olimpo rockero, pongamos a Pete Thomas en la batería. El de los Attractions, sí, ese pedazo de genio. En el bajo y coros no puede estar otro que el gran Nick Lowe. ¡Cómo ha mejorado con los años el Maestro! En el órgano Hammond y garganta de oro otro monstruo inglés insuficientemente reconocido: Georgie Fame. ¿Qué tal un pianista vivaz, destacado cantante y alma de todas las fiestas? Demos la bienvenida al bueno de Elton John.
Para completar el dream team un trío de guitarristas/vocalistas del Río de la Plata, mis propios Crosby, Stills y Nash: Ariel Rot, Jorge Drexler y Eduardo Makaroff.

Llegado a este punto me doy cuenta de algo fantástico: Pete Thomas ha grabado con Ariel algunos temas que compusimos juntos, he colaborado con Jorge Drexler y por supuesto Ariel y Eduardo son mis socios habituales. ¡Más de la mitad de mi sueño está dulcemente entroncado con la realidad!

La otra porción sigue siendo una posibilidad remota, pero mi próximo disco podría ser un bombazo y entonces reclutar a Pete, Georgie y Nick sería una cuestión factible.

Todo es posible en la dimensión desconocida.
Lo de Elton lo veo más difícil, la gorda está muy forrada, pero…¿sabéis lo que os digo? Él se lo pierde.

Leave a Reply