Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/djnomad5/public_html/sergiomakaroff.com/wp-includes/plugin.php on line 571

Warning: Parameter 1 to wp_default_styles() expected to be a reference, value given in /home/djnomad5/public_html/sergiomakaroff.com/wp-includes/plugin.php on line 571
Sergio Makaroff » Buscar y encontrar

Buscar y encontrar

Que el arte moderno está en crisis es algo en lo que coincide la mayoría de las voces autorizadas. Yo lo noto en mi vida cotidiana, en unas ramas del arte más que en otras. Las artes plásticas son el caso más serio. Hay poco sitio para lo que no sean instalaciones tan absurdas como rimbombantes. Todos pretenden ser el vanguardista más super rompedor del trimestre. Todos quieren fundar una nueva era, inaugurar una estética revolucionaria absolutamente segregada de todo lo anterior. Ya no se trata de conmover sino de sorprender, impresionar, impactar y escandalizar más que el pionero flamígero de la semana pasada.

Demás está decir que no lo consiguen. A mí lo que me producen es cansancio, irritación y frustración. La danza también sufre esta especie de ansiedad, de huida hacia adelante. Abundan los coreógrafos que confunden la convulsión y el espasmo con la vanguardia. También hay un mogollón de seudo transgresión en el teatro y en la música.
Creo que el error consiste en equiparar la búsqueda con el encuentro. Agradezco a los experimentadores que se lancen a los ignotos océanos de la peligrosa Nada en busca de un maravilloso Algo. Lo digo de corazón. Pero no intenten venderme el experimento como un hallazgo. Intentarlo tiene muchísimo mérito: si no lo hiciéramos jamás lograríamos avanzar. Pero una cosa es probar y otra acertar. El asunto es que cualquier navegante que naufragó a la vuelta de la esquina exige ser tratado como Cristóbal Colón.

El verdadero problema es que hay mucho mentiroso/caradura/aprovechado que se ha dado cuenta de que tirándose el rollo eficazmente es posible colar lo que haga falta y vivir del cuento. Pero esta es una opinión muy personal. Quizá haya muchos seudo vanguardistas que pergeñen sus patéticos mamotretos con total honestidad. Puede que sean honrados cuando llaman “instalación” a cualquier cúmulo caprichoso de socotrocos del Orinoco. Pero de buenos propósitos está empedrado el camino del infierno. No juzgo las intenciones sino que cuento el efecto que me producen los resultados.
Cuando vuelvo del museo de arte moderno sintiéndome estafado tiendo a refugiarme en los valores seguros, en el confort y la caricia de los artistas consagrados. Escucho, por ejemplo, los dos volúmenes de “The Great American Songbook”, de Rod Stewart. Un trabajo denostado por más de un crítico musical de alcurnia. Yo, en cambio, creo que es fantástico. La voz rota del golfísimo Rod the Mod les insufla nueva vida a los grandes temas del repertorio sinatresco. Me recuesto en ese colchón mullido mientras espero que aparezcan compositores y cantantes rompedores, músicos revolucionarios que se conviertan en imprescindibles: necesito arte –mucho y bueno- para vivir.

Leave a Reply